Londres: criba de lo fashion

cache_653455

Si tuviese que describir con una sola palabra la ciudad de Londres utilizaría: EXCESO.

En Londres hay exceso de sitios históricos que visitar, de ofertas teatrales, de actos en las calles, de músicos, de pintores, de tiendas, de mercadillos, de gente, de bares, y hasta de frito en las comidas: exceso de cultura en todas sus formas de expresión.

Londres es aquella ciudad que por algún mágico designio de la naturaleza criba todo aquello que a posteriori será ‘el boom’, el ‘ bestseller ‘, el ‘1’ en el ranking, lo más vendido, lo ‘in’ o lo ‘out’. Todo aquello destinado a triunfar ya sean obras de teatro, películas, cantantes, escritores, diseñadores, todo pasa por allí en algún momento, todo talento encuentra en Londres un trampolín a la fama. No significa que todo nazca allí, pero es una parada obligada.

Londres es cosmopolita por excelencia. Libera y seduce al mismo tiempo.

Una ciudad en la que la cultura se respira en el aire, dotada de un idioma oficial que es nada más y nada menos que lo que solemos llamar ‘el idioma universal’, con una historia extensa y llena de acontecimientos de los fue protagonista a nivel mundial, cuna de grandes inventos que van desde la era industrial hasta google y el trench…es en la actualidad un destino caro, pero paradójicamente, el más repetido (quien va una vez, no duda en volver) incluso aquellos que nos gusta conocer nuevos sitios no dudamos en volver a Londres. Es un destino atemporal, no lo asociamos a la época del año, es decir, nos apetece ir en noche vieja, también en verano o invierno y nos quejamos de su clima pero jamás seria motivo para descartarlo como destino.

Tampoco lo asociamos a una actividad: como la fiesta o la playa…y eso es, porque lo tiene todo y para todas las edades.

 

Todo lo que se dice de Londres es cierto.

La puntualidad inglesa, el té, los dulces, la elegancia, el civismo, la eficacia del transporte público, todas las famas que se le adjudican a Londres son verdades.

Ya vale que te adaptes rápidamente a ellos, porque si vas tarde te perderás de entrar a algunos sitios porque son súper estrictos con los horarios de apertura y de cierre.

La sagrada hora del té con los ricos dulces, está presente en todas y cada una de las cafeterías de la ciudad, encontraras la gente muy arreglada con sus mil y un estilos y hasta lo que en otro entorno parecería incluso rozar el límite delo ridículo, en Londres, queda bien.

No menos impresionante, es el respeto por las normas, la eficacia de los transportes públicos y el cuidado por los espacios/monumentos y o lugares históricos y verdes, son todos aspectos destacables.

Lo que más me impacto de Londres, es que pese a estar cansados de ver por televisión, internet, cine y demás; innumerables imágenes de esta ciudad, parece que fuera inacabable.

Parece que aun visitándola infinidad de veces nunca sabríamos todo de ella. Cada rincón tiene algo que ofrecer y donde no lo hay,  la creatividad y la apertura mental que tiene su gente lo crea.

Esto último, lo define muy bien Samuel Johnson en su famosa frase: ‘Cuando se está cansado de Londres, se está cansado de la vida’; en Londres hay todo lo que la vida puede ofrecer.

 

Anuncios
Categorías: Escapadas por el mundo | Etiquetas: , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: