Sagrada Familia

la-sagrada-familia_474930

Sagrada Familia

 

ESPAÑA…hace días que no podía dejar de pensar en esta deuda  pendiente,  porque fue el primer viaje de mi vida, porque me conquistó y quedé atrapada bajo el influjo del encanto  de su gente, de sus calles y sus cielos y porque no había hecho referencia aún en yundíamefuí a ninguno de aquellos sitios que me cautivaron.

España me sedujo a primera vista y con el paso del tiempo se adueñó de mí,  pero son tantos y tan variados los  lugares de este  país que merecen un artículo,  que no podía decidir por dónde comenzar a escribir.

Repasé  mentalmente los infinitos rincones recorridos por un territorio que, sin tener la enorme extensión de otros países (como Argentina) posee costas bañadas tanto por el océano  Atlántico, el Mar Cantábrico y el Mediterráneo, parte de los Pirineos y  Picos de Europa, combina naturaleza y paisajes increíbles con ciudades que conservan en perfecto estado lo viejo y lo nuevo en constante armonía. ¿y qué son las ciudades sin casco histórico? Para mí, una admiradora de la historia,  son como personas con amnesia, sin pasado, incompletas.

Después de días de reflexión, al fin me había decantado  por comenzar a describir una visita obligada para cualquier persona que pise suelo español: La Sagrada Familia.

Como si se tratara de una señal, la rutina diaria me llevó a pasar delante de ella ese mismo día, volvió a fascinarme y a recordarme la emoción que sentí cuando la vi por primera vez…y confirmé que mi elección era acertada.

 

Preámbulo

Todo comenzó cuando por fortuna me asignaron como destino laboral, Barcelona, aún no había visitado nunca Cataluña y lo deseaba enormemente. Viajé con una compañera de trabajo, a la que recuerdo con muchísimo cariño y quién seguro recordará este viaje también.

Salimos de Santander en coche hacia Barcelona, y quedé maravillada con los paisajes de la carretera, algo diferente porque generalmente viajaba en avión.

Una vez en ”Barna” preparamos lo necesario para comenzar la semana laboral y poco pudimos visitar, pese a saber que tendría todo el fin de semana para saciar mi sed de conocimiento, estaba ansiosa y disimular nunca se me ha dado bien. Supongo, que por este motivo, al salir el lunes de trabajar, mi compañera me propuso ir hasta la Sagrada Familia para apreciarla de noche.

He aquí el fin del preámbulo sobre mi primer contacto con la Basílica y el comienzo de lo que sería mi Gran Fascinación.

 

Amor a primera vista.

Era una noche preciosa, con una temperatura ideal,  cielo despejado y lleno de estrellas. Fuimos en autobús,  conversando, ansiosa y a la vez entretenida sin saber  que la tenía a mis espaldas, de repente, mi compañera me giró para bajar del bus y la vi…!!

Estaba frente a mí, el templo más exuberante y  cargado de simbolismo religioso que he visto hasta el día de hoy y  fue el comienzo de mi pasión por la arquitectura gótica y neogótica que aún perdura.

La sorpresa causada por la magnitud de la Basílica, que está concentrada en relativamente poco diámetro para su gran altura; combinado con el sentimiento que causa sentirse diminuto e insignificante,  hicieron que derramara lágrimas de emoción.

Cuando salí de mi conmoción, dejé de lagrimear, pero no se esfumaron el éxtasis y la alegría, todo lo contrario, comencé a rodearla para admirar sus tres caras, cuál de ellas más bonita!! laFachada del Nacimiento, profundamente decorada y llena de vida;  la Fachada de la Pasiónaustera y simple en comparación con las otras dos, pero con un significado especial para los católicos ya que puede en ella apreciarse el sufrimiento y sacrificio de Cristo por sus fieles; o laFachada de la Gloria, mucho más grande y monumental que las otras dos, cargada de imágenes de la Gloria y el infierno. Tranquilos, no hace falta elegir, todas están a la vista, gratis, con sus increíbles relieves que parece que abandonarán la pared para atraparnos, efecto que se intensifica por la noche.

Para deleitarse con esta maravilla arquitectónica no te hará falta tiempo extra como una excursión o visita a muchos de otros magníficos templos del mundo que están a las afueras de la ciudad. He de decir, que no deberás ni detener tu paso, ya que tiene la particularidad de estar ubicada en el centro urbanístico de la ciudad, lo que permite a cualquiera vislumbrarla desde la acera, desde el bus, el coche o antes de entrar al metro.

También he de destacar, que para mí hay algo más que la diferencia de muchos otros íconos de la arquitectura mundial, y es que lo mejor está en su cara externa.

No quiero decir que no merezca la pena entrar, al contrario de lo que piensa mucha gente respecto de que el precio de la entrada es excesivo (son 13 euros) a mi entender es una excelente inversión.

Lo primero que debemos saber es que la Sagrada Familia no pertenece a la Iglesia, sino al ayuntamiento de Barcelona, por lo  tanto, no pagas por entrar a una Iglesia, como se suele oír, sino que pagas por entrar a un museo y como tal, es una inversión a tus conocimientos,  a tu cultura general y  buen entretenimiento.

Por otro lado, el precio de la entrada se destina a financiar las obras de construcción de la misma, ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, es uno de los 12 tesoros de España y es la única catedral moderna en el mundo; por todo ello, creo que la entrada está más que justificada y amortizada.

Su interior es increíble, lo más espectacular a mi parecer, se sitúa en el ábside, donde están las bóvedas de 45 metros de altura. Sin embargo, con lo que más disfruté  es con el fascinante juego de luces y sombras que crea la entrada del sol por los altísimos ventanales que lucen unos vitrales de ensueño.

Aquellos que vivimos cerca, no deberíamos olvidar (en mi caso  lo recuerdo siempre) que la prodigiosa presencia de Gaudí en la ciudad de Barcelona nos da la posibilidad de disfrutar de todo aquello que los turistas solo ven una vez …o algunas pocas a lo largo de toda su vida.

Nunca imaginé que llegaría un día en que podría verla asiduamente, casi de paso hacia el trabajo y,  que en cada pasada volvería a enamorarme como la primera vez.

Cuando la construcción termine, contará con 18 torres de entre 90 y 170 metros, dedicadas a los 12 apóstoles, 4 a los evangelistas y 2 a María y José  respectivamente.  La torre de 170 metros está previsto que sea la más alta del mundo en una Iglesia.

Por ahora solo nos queda esperar y… deleitarnos con el proceso.

 

Anuncios
Categorías: Visitas Obligadas.. | Etiquetas: , , , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: