Pero….y después? que viene después de la decisión?

En muchísimos blogs y libros he leído los motivos, la experiencia, los sentimientos y las sensaciones de dejarlo todo y marchar. Cada persona lo expresa diferente, lo vive a su manera y por supuesto, todas son válidas, lo cierto, es que seamos del sitio que seamos, al final todos acabamos sintiendo ciertas motivaciones comunes como por ejemplo: ‘el trabajo no me hacia feliz’, ‘no quería vivir donde estaba viviendo’, ‘sentía que no estaba aprovechando la vida’, ‘tenia el sueño de dejarlo todo un tiempo y marchar’, ‘para volver siempre hay tiempo’, etc. Es un tema infinito y apasionante, pero no menos apasionante que hablar y explicar que viene después. ¿Después de qué?, después de decidir ‘ok, me marcho’.

Cualquiera que piense que lo más difícil es tomar la decisión esta en un ERROR! al menos, eso pienso yo. Para mí la parte mas difícil y que, de alguna manera desearía que pasará rápido, que digo rápido…volando! es el periodo que transcurre entre que decidimos marchar y el día de ponerte la mochila e ir al aeropuerto. Ese período ventana, para mi es difícil, supongo que para todos pero más aún si como yo eres una persona ansiosa. Yo soy de aquellas que cuando tomo una decisión quiero que sea ya! y aunque la vida me ha hecho ser más paciente de que lo que pensé que podía llegar a ser, aún es la tarea que más me cuesta realizar: ESPERAR.

Después de ese día en que decides marchar, comienza una etapa de bonitos sentimientos intercalados con pesados trámites. Los bonitos sentimientos son la incertidumbre de no saber que pasará, de conocer gente nueva, caras nuevas, historias de vida nuevas, conocerte a ti mismo desenvolviéndote en otro idioma, sin ayuda de nadie, superándote día a día. La emoción, las ganas de que llegue el día y un sin parar de pensamientos que sólo se relacionan con el viaje, se ven interrumpidos por los innumerables requisitos de visados, de trámites pequeños (pero miles de ellos) como el carnet de conducir internacional, dejar el piso, tu linea de teléfono, quitar las domiciliaciones bancarias, pensar en abrir una cuenta en el país donde vayas a estar para hacerte una transferencia y no viajar con todo el dinero, practicar más que nunca ingles, todo el día, para no estar oxidado! Volver hacer la mudanza es un rollo! Pero no nos engañemos, nada es lo suficientemente negativo, ni pesado como para compensar la balanza que te hizo decidir marchar. Aún haciendo estas tareas te sientes feliz! más libre que nunca!

Si finalmente, en medio de este período te encuentras con un pensamiento como: ‘si, es un rollo todo esto, pero es un paso más para cumplir mi objetivo de marchar‘,  entonces amig@ viajer@ esta decisión es un ACIERTO!!!!!

La magia de los viajes comienza con una decisión y la clave esta en disfrutar el antes, el durante y el después de cada viaje.

y se fue otras vez www.yundiamefui.wordpress.com

Anuncios
Categorías: Viajar solo.. | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: