La gran visita: are you ready?

Mi primer viaje 2014 fue inesperado.

No debía ser yo quien viajara, esta vez yo sería la anfitriona. Y lo fui, pero….

El día de mi cumpleaños no podía ser más especial, cumplía 30 años y aunque supongo que a nadie le hace saltar en una pata dejar la década de los 20, a mí sí! Bueno, seré sincera no era la edad, ni los festejos lo que me hacía estar tan feliz sino, saber que este cumpleaños estaría esperando la llegada de mis hermanos.En realidad de sangre sólo tengo uno, Simón, pero tengo otro de corazón, Juan, a quién he visto crecer como mejor amigo de mi hermano. Con quien he peleado y reído como hermanos, lo he visto aguantar las regañadas de mi madre igual que nosotros y también hemos tenido que ver alguna vez Simón y yo como lo consentía mi madre con la comida incluso más que a nosotros jajajaj! Pero todo eso, no ha hecho más que construir recuerdos inolvidables y después de cuatro años sin vernos venían a mi casa en Girona para mi cumpleaños, para quedarse y para conocer el resto de Europa.

Desde el primer momento pasamos días geniales, de risas, paseos y charlas. Pero llego el día en que continuaban viaje, primera parada París, siguiente Amsterdam, Berlín…y así sucesivamente por las principales capitales europeas.

La desgracia, la suerte, la casualidad, o simplemente mi deseo interior, quisieron que me quede sin trabajo y a los 5 días de verlos marchar de Girona pensé que la familia era lo primero y que si de algo no me arrepentiría nunca es del tiempo vivido juntos, olvide el tema empleo, dinero en un abrir y cerrar de ojos y cogí el primer vuelo que encontré destino Berlín para esperarlos.

Así emprendía en abril de 2014 mi primer viaje del año, corto pero intenso! Cargado de emociones y supuestamente por tres días, acabo siendo un viaje de 12 o 15 días…

Todo comenzó en la capital Alemana, ciudad que no es especialmente bonita estéticamente hablando, es súper limpia, ordenada, y a mi parecer su gente cumple con los prejuicios que se comentan, poco expresivos, no son especialmente abiertos, ni simpáticos, pero a favor de la ciudad he de decir que cada metro cuadrado esta sembrado de historia. Con cada trocito de Berlín podría escribirse un libro o filmarse una película. Hay numerosos free tours de buena calidad que te enseñan todo lo que te interese saber de Berlín, no sólo historia, también arte, cultura y hasta hay tours nocturnos debido a la amplia variedad de bares, discotecas e innumerables espectáculos para todos los gustos! Palpar el Muro de Berlín, respirar una historia tan reciente, conocer como hoy en día los alemanes conviven con un pasado tan terrible y a su vez enterarte de detalles que nunca había leído en ningún libro de historia, definitivamente no tiene precio. A eso le sumamos, las risas, los mates de camino a las excursiones, la perdida de algun tren, los momentos de viola, los ronquidos de algunos …y el resultado: PERFECTO.

Y claro, en este panorama…cualquiera volvía a casa.

Siguiente parada: Praga…en vísperas de pascuas. La época podría no ser relevante, pero lo fué. Es una ciudad acogedora y preciosa por donde se mire…pero aún más llena de paraditas ambulantes cargadas de huevos pintados a mano y un espíritu similar al navideño. ¿Saben de lo que hablo? Aquel aire que se respira en determinadas épocas del año, que hace parecer todo mas tierno y bonito, pues así estaba la bellísima Praga. Con sus castillos, su casco antiguo que te remonta a la Edad Media y te hace sentir princesa o caballero…con sus comidas típicas…mmmm….y dejando atrás las temperaturas heladas de Alemania para permitirnos pasar tardes de sol.

Con aquella nostalgia que da dejar las ciudades con encanto, marchamos (si, si, yo también, aún seguía de viaje, habían pasado ya hace días, mis 3 supuestos días de vacaciones) cuando emprendíamos viaje a Viena. Sinceramente esta última ciudad superó todas mis expectativas, tal vez porque no estaba en mis planes, tal vez porque me gusta el arte y allí se respira arte, música clásica, museos son míticos, o porque no es tan pequeña como dicen y porque es más hermosa de lo que dicen.

Llegaba el momento de dejar a los viajeros continuar su viaje y regresar a casa, feliz, alegre con tres capitales en el bolsillo, no esperaba estar de turista y menos con la familia de compañia. No fue un viaje aventurero, no programado. Fue simplemente: ESPECIAL.

 

 

 

 

Anuncios
Categorías: Escapadas por el mundo | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: