Hacer la mochila, arggg!!!!!!!!!

mochilero

Para todo el mundo hacer la maleta/mochila suele ser una tarea odiosa, sinceramente para mi nunca lo ha sido! no porque no piense que es una tarea tediosa, sino simplemente porque para mi, es el paso previo, la ante-sala de marchar y eso me encanta. Tanto me gusta sentir que esta cerca el momento de partir que las tareas más molestas no me lo parecen tanto, quedan camufladas por la alegría y la emoción de marchar.

Es verdad que soy de aquellas personas que viajaría sin nada, o con poco, y me compraría todo allá jajaj…¿quién no verdad? pero no es mi caso! Mis viajes son modo low cost y no me quejo, creo que eso hace que aprenda más, que necesite de buscarme más la vida, aprovechar recursos desconocidos hasta entonces, innovar y adaptarme. Creo que la capacidad de adaptarse a diferentes entornos es lo más valioso que podemos sacar de un viaje y no tiene precio alguno. Básicamente, porque luego se convierte en una característica de tu personalidad y sin darte cuenta la aplicas a todo. Te ayuda en todos los ámbitos de la vida: eres más versátil a la hora de trabajar, más tolerante, tienes una visión más amplia de todas las cosas, es difícil de resumir en unas líneas todo lo que implica, pero créanme, el cambio se nota, y mucho.

En fin, que nuevamente me toca hacer la mochila y esta vez, al igual que siempre la hago con entusiasmo…porque es para marchar, la de la vuelta sí que odio hacerla!! se convierte en la ante-sala de la rutina! arggg…!

La gran pregunta es: ¿Qué me llevo?. La experiencia y amigos experimentados en viajes me han enseñado y demostrado varias cosas:

1. Nuestros mayores aliados son el:  “y si…” y el: “por si acaso”. Es decir, cuando miras algo, lo que sea, ropa, artículos de la cámara…etc y la frase que pasa por tu mente es alguna de estas o equivalentes a ellas, ya sabes que eso no debes llevarlo.

2. Después de mirar el clima y la temperatura media del lugar donde estarás, o del destino que recorrerás, no intentes forzarte a creer que no será así y que tal vez algún día sera diferente. Recuerda di: NO! al “Y si…” porque aunque tuvieras un día con temperaturas no esperadas, por un día o unos pocos, puedes encontrar la solución en el lugar de destino y evitarte ir cargado desde el país de origen sólo “por si acaso”.

3. Hacer una lista, es fundamental para no olvidar adaptadores, cables, baterías, cargadores, etc.

4.  Una vez decidido lo que te llevarás, ponlo todo sobre la cama y luego de visualizarlo durante unos minutos, entonces comienza a armar la maleta/mochila. Esto hace que ordenes las cosas de la manera más conveniente y que realmente lleves lo necesario. Es probable que en esta etapa acabes descartando cosas antes de este momento creías necesarias.

5. Una forma de aprovechar mejor el espacio es colocar la ropa en rollitos, sobretodo las camisetas, los jerseys, sudaderas y pantalones. Notarás que entra mucho más en la mochila y llega mucho menos arrugado.

No olvides disfrutar esta etapa también, recuerda un viaje es el antes, el durante y el después del mismo!!

 

b1f0d818876cc9525a617bba76170ea8

 

Anuncios
Categorías: Viajar solo.. | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: