Carretera sin manta!

DSC_0011 (2)

A veces viene bien repasar mentalmente las cosas que hemos hecho los últimos años para poder valorarlas mejor. Cuando lo hago, no puedo evitar comenzar siempre pensando en aquel momento en que acabe la universidad con 21 años y aún no había subido nunca a un avión y no solo eso, nunca había salido de mi país, aunque moría de ganas de hacerlo y pasaba horas y horas de cada día imaginando y soñando despierta con aquel momento.

Pienso en que logré conocer España mejor incluso aún que mi propio país, sin perderme casi ningún rincón y, finalmente quedarme a vivir allí, algo que parecía imposible. Visité desde entonces algunos países de Europa como Francia, Italia, Grecia, Alemania, República Checa, Austria, Irlanda, UK, Portugal, Andorra, Turquía y algunos de África como Túnez, Marruecos, Egipto, Gambia y Senegal y aún me faltan muchísimo por conocer y sigo soñando con ello igual que lo hacía la niña de 21 años que nunca había salido de su país. Pero no por ello dejo de ver la realidad, es decir, que me encuentro en Australia intentando asimilar todo lo que he visto y aprendido estos últimos meses y a la espera del siguiente destino…

Dicho en palabras, “6 meses” parece muy poco tiempo cuando de vivir en un sitio se trata, pero cuando las ansias por conocer más y más te movilizan a veces dan para mucho! Y es que aún teniendo que trabajar y estudiar y siendo este un país caro en todos sus sentidos, lo que limita mucho la disponibilidad para viajar, he podido recorrer toda la costa este de Australia QUE NO ES POCO.

Como fue esto? Pues podríamos decir que en dos partes, un primer GRAN viaje antes de navidad y pequeños viajes el resto de los meses.

El gran viaje consistió en salir desde Gold Coast y llegar a Cairns, unos aproximadamente 2500 km en auto-caravana (o también llamada van) cómo se suele decir “carretera y manta” pero aquí con el clima sub-tropical lo dejaremos en carretera sin manta!. Después subimos un poquito más hasta Port Douglas para bucear en la Gran Barrera de Coral y al final comenzar el retorno.

costa este aussie-recorrido

Fue toda una aventura, como ya conocíamos Brisbane recogimos allí la “van” y marchamos directo a Noosa, precioso, a mi parecer es como un gran parque natural con un pueblo dentro y con unas playas increíbles. Todo muy verde y las edificaciones no son altas, de manera que no desentonan con el entorno natural y no afectan la vista humana cuando de apreciar el paisaje se trata. Luego de disfrutar de un bonito día en Noosa seguimos camino dirección Hervey Bay, allí era el punto donde se coge el barco para cruzar a Fraser Island, nuestra siguiente parada.

Noosa

Hervey Bay es un minúsculo pueblo portuario, casi desierto pero muy auténtico ya que allí solo llega gente para subir y bajar en estos barcos y los pocos habitantes siguen el curso de sus vidas como si esto no pasara inmersos en una realidad que más bien parece de décadas pasadas.

Fraser Island es una isla con aguas turquesas, donde pueden verse en teoría dingos (perros salvajes típicos de la fauna australiana), tortugas marinas y realizar rainforest, que para quién no sabe que es, consiste en dar paseos de aventura por la selva. Digo en teoría, porque a nosotros nos tocó el diluvio universal y poco pudimos disfrutar de esta isla, ni ver dichos animales. Aún así, si de rainforest se trata nada como el Parque Nacional Daintree en Cairns del que más adelante hablaré. En Fraser Island, lo que más disfruté fue la visita al lago McKenzie, con agua transparente y tibia casi como de una gran piscina termal con vistas a las montañas se tratase.

Bajo una lluvia torrencial que duraría tres días y luego de volver de Frazer Island, continuamos camino dirección Airlie Beach, y a partir de aquí el paisaje cambió totalmente. En la medida que te acercas al norte del país cada vez es más espectacular.

Pasamos rápidamente por Mackay y antes de llegar a Airlie Beach nos quedamos totalmente parados, la cantidad de lluvia había desbordado el rió y éste, que pasaba por encima de la carretera.

DSC_0003 (3)

Cinco horas pasamos allí, y he de decir que me sirvieron para aprender mucho de la gente de aquí, lo que imaginé al llegar conduciendo y ver el panorama fue lo que en otros países había visto, gente enfadada, quejándose de la infraestructura del país, del gobierno que no hace nada para evitarlo, de que llegan tardes a uno u otro sitio…etc. Y para mi grata sorpresa, encontré gente que sabiendo que puede ocurrir esto, lleva para leer, tejer y disfrutar de ese tiempo libre. Gente que se acercaba a explicarnos sobre el río y la naturaleza australiana y a decirnos lo bueno que es que pasen estas cosas porque así les daba la oportunidad de hablar con gente nueva. Me comentaban una y otra vez que no pasa nada, que eran solo unas horas o tal vez un día hasta que el agua bajase. Fue tal el relax, y la amabilidad que sentí a través de ellos que yo tampoco tuve en esas horas sensación de preocupación, ni tan sólo de aburrimiento, todo lo contrario, hablé con la gente, reí e hice fotos del increíble paisaje.

Cuidado! canguro sueltos!

Cuando el agua bajo, la policía comenzó a dar paso a los grandes camiones, que en Australia les hay con triple y cuádruple trailer y luego a las furgonetas y coches y fue así como continuamos viaje a Airlie Beach. Este sitio puede que haya sido el que más me gusto del viaje, un pueblo pequeño, pintoresco, lleno de vida de día y de noche y con unas playas de ensueño. El enclave para cruzar a las famosas White Sundays que no pude ver por cuestiones económicas, pero que puedo imaginar porque la costa desde donde salen los ferry a estas islas ya poseen una arena blanca, fina, suave y un mar turquesa increíble!

Desde aquí salimos hacia Cairns, a mi parecer esta no es una ciudad muy bonita, es bastante industrial, pero todo lo que a naturaleza se refiere brilla en todo su esplendor a sus alrededores! Aquí en Cairns se encuentra el famoso Parque Nacional Daintree donde realmente comprenderás el sentido de la palabra rainforest. Pero, ¿como llegar?, es muy fácil, si dispones de coche o como nosotros que íbamos en auto-caravanna compras un billete ida y vuelta y cada unos 20 minutos aproximadamente llega una plataforma en la que subes con tu coche y esta atraviesa el río plagado de cocodrilos hasta dejarte del otro lado dentro del parque. Si no tienes vehículo hay excursiones programadas cada 30 minutos. Una vez del otro lado del río,  puedes contratar una excursión o coger el mapa y con tu coche realizar las perfectamente indicadas rutas. Merece la pena porque veras infinidad de especies de arboles, no sólo cantidad de especies sino arboles que seguramente no hayas visto nunca en tu vida, formas, colores y tamaños difíciles de describir ya que de hacerlo debería dedicar solo un post a los árboles de Australia y cómo no a los animales!

En los alrededores de Cairns disfrute mucho también de las playas y sus increíbles amaneceres y atardeceres…lugares a recomendar: Palm Cove.

Amanecer en Palm Cove 5 am

En estas playas recordarás todo lo que sabías o habías leído antes de pisar Australia respecto de sus peligros, ya que en estas preciosas playas hay tiburones, cocodrilo (sí, en agua salada) y medusas, pero aún así no sentirás sensación de peligro, esta todo controlado, hay áreas especiales para bañarse y esta todo perfectamente indicado.

Finalmente en Cairns abandoné la “van” que tantos buenos recuerdos me dejó y partí a Port Douglas en busca de la más esperaba experiencia en Australia: bucear en la Great Barrier Reef!!!!!! en este punto no me detendré ya que he dedicado un post sólo a ello debido a lo maravilloso que fue y que puedes leerlo pinchando aquí : https://yundiamefui.wordpress.com/2015/02/18/gran-barrera-de-coral-you-know/

Así llegaba en el norte de Queensland, al punto de inflexión de mi recorrido,  y decidía empezar el retorno a casa pero no sin antes pasar por Sydney, pero esto queda para la próxima! No te olvides, aún tengo que contarte cómo fue Sydney y Blue Mountains y el regreso a Gold Coast en un tren de 14 horas; y por supuesto los otros pequeños viajes por el resto de la costa este Australiana!!

See ya later! (Nos vemos luego!)

Anuncios
Categorías: Escapadas por el mundo | 1 comentario

Navegador de artículos

Un pensamiento en “Carretera sin manta!

  1. nikitascheibenhofer@hotmail.com

    Que maravilloso e inolvidable viaje!!!
    Enviado desde mi BlackBerry® de Claro Argentina

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: