Volver a lo antiguo, para descubrir lo nuevo

Siempre que me siento a escribir sobre un nuevo viaje que se aproxima, tengo sensaciones parecidas, estoy ansiosa por descubrir una nueva cultura, la adrenalina de lo desconocido se apodera de mí  y la curiosidad alarga los días previos como cuando era una niña y esperaba el verano.

Hoy me encuentro a días de un nuevo viaje, lo raro, es que no conoceré nada nuevo, o…sí?, aún no lo sé. Pero, la realidad, es que estoy ansiosa, la curiosidad por verlo todo y a todos es enorme, pero no voy a lo desconocido, sino que vuelvo a los orígenes: vuelvo a casa.

Después de 5 años, lo conocido ya no es tan conocido…o sí, habrá que comprobarlo. Desde lejos, y con un simple golpe de vista, l@s amig@s han sido padres, otr@s se han casado, otros han perdido a sus padres, hay quienes ya no viven en las mismas ciudades, incluso mis padres ya no viven en la misma casa, mi perrita ya ha muerto, mi hermano es abogado y no el estudiante que era cuando estuve allí por última vez, entre muchos otros cambios.

A veces me pregunto ¿Cómo puede de repente tu lugar, tu universo, tu “todo”, cambiar tanto en sólo 5 años?.Siempre concluyo en que da igual “cómo”, simplemente, ha cambiado. Y si algo me gusta a mí, son los cambios, para que mentir, son para mí el medio de la evolución y la búsqueda de lo que más felices nos hace.

Y a mí, en medio de tanto cambio, aquí y allá, me hace extremadamente feliz que mi pequeño universo y todos los que forman parte de él sigan allí después de todo. Ahora también, les tocará a ellos descubrir mis cambios.

Lo cierto, es que nunca un viaje había sido tan reflexivo para mí antes de emprenderlo. A esto le he llamado: la magia de volver a lo antiguo para descubrir lo nuevo.

Nunca más oportuno, esto de hablar sobre volver a los orígenes para descubrir el presente y el futuro el día en que se acaba el año y comienza uno nuevo.

…”Es curioso eso del destino, siempre acaba hallando la forma de que acabemos justo donde más pertenecemos.”

Es así que enero de 2016, me encontrará tomando mates con mis amigas en la playa como en los viejos tiempos, pero seremos más, estarán también nuestras parejas. Podré surfear con mi primo, que la última vez que lo vi era un bebe de 3 años. Tendré charlas con mi madre…pero aún mas largas de lo normal…si es que es posible eso.

Volveré a vivir (aunque sólo sea por unos días) en la “vecindad” como le llamamos al edificio donde viven vari@s amig@s. Volveré a montar a caballo, conoceré las hij@s de mis amig@s y l@s que están en camino y les llevaré a cambio un trocito de mi vida aquí, mi leal y paciente compañero catalán.

Volveré a pasear por mi Buenos Aires querido…

Veré mi país con los mismos ojos, pero con una mirada diferente, en parte porque ya no es lo único que conozco, pero también porque deberé enseñarlo a los ojos de un extranjero y enseñarle a quererle…pero seamos realistas, no es una tarea difícil porque es Argentina es preciosa!.

Bueno “Che” me dejo de sensaciones y me voy armar la “valija”(maleta) …vamos hablando! 

25716_344127292568_5463719_n

Pinamar, Buenos Aires. Argentina 2010.

 

 

Anuncios
Categorías: Escapadas por el mundo | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: