Viajar solo..

Lo que deja marca…

20141216_091737

Vivir en Australia ha dejado huella, casi tanto como fue algún día dejar mi país natal, mi familia, mis amigos y marcharme para comenzar de cero en España.

Tal vez, marco tanto porque después de 5 años en Girona también dejé amigos, mi familia por elección y también porque fue aún más arriesgado. A España llegue con empleo, con una empresa detrás que me ayudó en todo. A Australia me fui, sin nada a la aventura. Eso sí, a España marche sola y Australia lleve un gran compañero de viaje!

Aún parece que fue ayer que despertaba a las 5 o 6 de la mañana en Gold Coast, horario normal en Australia para comenzar el día, ya que amanece a las 4.30 am, y es que…ya han pasado 3 meses…

Aún puedo oler el mar desde la ventana de nuestro apartamento compartido, primero con un australiano y un indio, luego con mis adorables taiwanesas que no veo la hora de volver a ver y por último con nuestra compañera tahitiana.

Recordaré por siempre aquél día que desayunando vi delfines desde mi ventana, las primeras clases de surf…y las últimas en las que ya podía disfrutar de deslizarme sobre la tabla, que adrenalina mas maravillosa!

Quedarán en mi memoria la cantidad de gente con buen rollo que conocí, en la escuela, en el trabajo y en la vida, españoles que volveré a ver seguro (Jaime, Carmen, Carol, carlotta…Laura y Liz…entre tantos!) y que estuvieron en los momentos más dificiles, pero también un indio, algunos aussie, un kiwi, un chileno copado, una adorable canadiense, dos taiwanesas, una tahitiana, una francesa y más muchos más que hicieron de esos meses una etapa de la vida inolvidable!

Risas, clases de surf, paseos en bicicleta, barbacoas frente al mar, tardes en la terraza de casa con el balcón lleno de pájaros exóticos de colores típicos de Australia, noches de “cervezadas”,días de playa y más playa!!!!!

Paseos por Surfer Paradise, el tranvía con sitio especial para tablas de surf y como no, lo mas inolvidable de todo la alegría y amabilidad de los australianos. Salir de casa por la mañana para ir atrabajar y que desconocidos con una sonrisa te mire y hagan comentarios del estilo: “buen día! hoy tendremos buenas olas, que te vaya bien el día y si puedes disfruta del mar mas tarde” no tiene precio. Porque es la educación de la gente que hace fila para todo, hasta en la barra de un bar por la noche para pedir algo de beber, que pide disculpas y cede el paso, que nunca olvida un por favor ni un gracias y que siempre que te cruces una mirada te devolverá una sonrisa, eso es lo que deja marca.

Lo que deja marca es lo que da nostalgia al recordar la experiencia, lo que te arranca una sonrisa al pensar en aquel país tan lejano y tan cercano en mis pensamientos.

Aquella gente que sales a la calle y te carga de energía, porque cada uno individualmente y todos juntos como sociedad piensan en positivo y valoran lo simple como lo mas sagrado, eso es lo que deja huella.

No voy a negar que experiencias como despertar en una autocaravana frente al mar sin civilización cerca y pudiendo apreciar un amanecer calmo, bello y sobrecargado de fauna y flora por doquier no dejan recuerdos maravillosos e imágenes en la memoria que quisiera guardar como una foto instantánea en mi retina.

O que bucear en la Gran Barrera de Coral no sea una experiencia mágica y difícil de explicar con palabras, pero lo que realmente recuerdo a diario es la amabilidad de la gente, el orden, la limpieza, las ganas de estar al aire libre, el bajo grado de consumismo, en definitiva todo lo que nos queda por aprender de ellos…es lo que marca y deja huella…Es lo que hace que pese a lo difícil que puede ser una experiencia como esta VALGA LA PENA.

Hasta la próxima!

Anuncios
Categorías: Viajar solo.. | Deja un comentario

Un update de ti mismo

Lombok

 

En la medida que pasan los años, todas aquellos límites incomprensibles que mis padres iban poniéndome y que en su momento parecían solo obstáculos y ataduras, se ven como privilegios que me otorgaron y que me han hecho ser lo que hoy soy.

También creo que nuestra esencia es inalterable y en eso, hagan lo que hagan los padres seremos como nuestra fuerza interior nos manda. Siempre en algún momento de la vida un deseo que fluye desde el interior saca lo que verdaderamente somos. En algunas personas, concuerda con lo que vienen haciendo hasta ese día con su vida y en otras, les obliga a dar un giro inesperado. Lo que es seguro, es que de ese punto de inflexión nadie se arrepiente.

Eso sí, es importante que si no se puede moldear nuestra personalidad, estén los padres para guiar los hábitos, esta comprobado que realizar una cosa una cantidad de veces lo convierte en hábito.

Hoy parece que me he puesto a filosofar y no a hablar de viajes, y es aunque aún no os lo dejo ver, hay un punto de conexión entre estas dos cosas en mi cabeza estos días.

No dejo de pensar que si bien mis padres me han guiado para convertirme en lo que soy, luego mis viajes y lo que yo he querido aprender de ellos, me han dado las update (en ingles actualización, muy usado en términos informáticos) de mi mismaVolver a la vida “normal” trabajo, rutina, como veis no siempre es fácil, por no decir nunca!

La realidad, es que creo que cada uno de mis viajes me ha dejado una nueva versión de mi misma, algunos pensarán que mejor….otros que peor, pero lo cierto es que mi yo interior no ha quedado indiferente (en algunos viajes donde la comida era mala tampoco mi yo exterior ha quedado indiferente jajaja!).

El problema no es re-versionarte, el problema es aquel espacio de tiempo en que tuyo antiguo tiene que aprender a convivir con tu nuevo yo, al igual que cuando un programa informático se esta actualizando, ese momento en que todos hemos visto que el relojito de arena daba vueltas y tardaba mas de lo pre-establecido…¿que estará pasando? nos preguntamos, al igual que con nuestro interior.

Aquí, aún hay vestigios de como reaccionarias antes, de tus viejas prioridades, pero también están ahora las nuevas sensaciones, intereses, deseos…entonces como funcionar? con la configuración vieja? con la nueva?…o simplemente esperar a ver cuál predomina. Esperar a conocer el resultado y entonces después actuar.

Cada viaje me ha dado una update de mi misma, a veces lo notas más, a veces es imperceptible al regreso, pero en la medida que el tiempo pasa y la vida te enfrenta a determinadas situaciones, te vas dando cuenta que actúas o has actuado de una forma diferente a lo que hubiese hecho previo a tal o cual viaje.

Eso, amigos míos, es la magia de mis viajes. Aquel punto de no retorno, aquella sensación de no poder volver atrás ni aún queriendo ser la de antes y aquel no saber como eres ahora. Aquel aprendizaje interno que marca, que nos hace cuestionar aquellas cosas que nunca habíamos cuestionado, ni tan solo parecían posibles de cuestionamiento, hace que no sea fácil, pero, merece la pena y hasta a veces se vuelve un vicio. A veces pienso, ¿Emilia, será que tanto repetir el viajar se te ha hecho un hábito y ahora necesitas periódicamente una actualización para funcionar correctamente?

wanderlust

Categorías: Viajar solo.. | Deja un comentario

Hacer la mochila, arggg!!!!!!!!!

mochilero

Para todo el mundo hacer la maleta/mochila suele ser una tarea odiosa, sinceramente para mi nunca lo ha sido! no porque no piense que es una tarea tediosa, sino simplemente porque para mi, es el paso previo, la ante-sala de marchar y eso me encanta. Tanto me gusta sentir que esta cerca el momento de partir que las tareas más molestas no me lo parecen tanto, quedan camufladas por la alegría y la emoción de marchar.

Es verdad que soy de aquellas personas que viajaría sin nada, o con poco, y me compraría todo allá jajaj…¿quién no verdad? pero no es mi caso! Mis viajes son modo low cost y no me quejo, creo que eso hace que aprenda más, que necesite de buscarme más la vida, aprovechar recursos desconocidos hasta entonces, innovar y adaptarme. Creo que la capacidad de adaptarse a diferentes entornos es lo más valioso que podemos sacar de un viaje y no tiene precio alguno. Básicamente, porque luego se convierte en una característica de tu personalidad y sin darte cuenta la aplicas a todo. Te ayuda en todos los ámbitos de la vida: eres más versátil a la hora de trabajar, más tolerante, tienes una visión más amplia de todas las cosas, es difícil de resumir en unas líneas todo lo que implica, pero créanme, el cambio se nota, y mucho.

En fin, que nuevamente me toca hacer la mochila y esta vez, al igual que siempre la hago con entusiasmo…porque es para marchar, la de la vuelta sí que odio hacerla!! se convierte en la ante-sala de la rutina! arggg…!

La gran pregunta es: ¿Qué me llevo?. La experiencia y amigos experimentados en viajes me han enseñado y demostrado varias cosas:

1. Nuestros mayores aliados son el:  “y si…” y el: “por si acaso”. Es decir, cuando miras algo, lo que sea, ropa, artículos de la cámara…etc y la frase que pasa por tu mente es alguna de estas o equivalentes a ellas, ya sabes que eso no debes llevarlo.

2. Después de mirar el clima y la temperatura media del lugar donde estarás, o del destino que recorrerás, no intentes forzarte a creer que no será así y que tal vez algún día sera diferente. Recuerda di: NO! al “Y si…” porque aunque tuvieras un día con temperaturas no esperadas, por un día o unos pocos, puedes encontrar la solución en el lugar de destino y evitarte ir cargado desde el país de origen sólo “por si acaso”.

3. Hacer una lista, es fundamental para no olvidar adaptadores, cables, baterías, cargadores, etc.

4.  Una vez decidido lo que te llevarás, ponlo todo sobre la cama y luego de visualizarlo durante unos minutos, entonces comienza a armar la maleta/mochila. Esto hace que ordenes las cosas de la manera más conveniente y que realmente lleves lo necesario. Es probable que en esta etapa acabes descartando cosas antes de este momento creías necesarias.

5. Una forma de aprovechar mejor el espacio es colocar la ropa en rollitos, sobretodo las camisetas, los jerseys, sudaderas y pantalones. Notarás que entra mucho más en la mochila y llega mucho menos arrugado.

No olvides disfrutar esta etapa también, recuerda un viaje es el antes, el durante y el después del mismo!!

 

b1f0d818876cc9525a617bba76170ea8

 

Categorías: Viajar solo.. | Deja un comentario

Somos todos los viajeros iguales? Lo que nadie cuenta sobre los visados!

mafalda

 

La última vez que escribí, comentaba aquello que viene después de la decisión de marchar y mencionaba los trámites que deben realizarse, pero no entre en detalle del más importante, aquel que tú no decides y que puede cambiar tu decisión: EL VISADO. Algo que parece o debería ser sencillo pero que no siempre lo és. Entiendo que no piensen así quienes tienen la suerte de haber nacido en Europa, o quienes solo viajen por períodos menores a 3 meses y, me entenderán mejor quienes han nacido en América del Sur, África, países Árabes, o ciertos países de Asia y deseen pasar períodos más largos en sus viajes.

Para quien no lo sepa, muchos países clasifican las nacionalidades por niveles, los europeos y ciudadanos estadounidenses suelen ser nivel 1 y con pocos datos y un tramite vía internet están listos para meter su vida en una mochila y largarse a conocer mundo. Y el resto?. Las demás personas, tomamos la decisión de marchar, tramitamos la visa y esperamos que la buena providencia, la suerte, el karma o cualquier cosa que exista (y aunque jamás hallamos creído en ella) nos ayude.

Junto con la alegría, la emoción y la ilusión del viaje nace un fantasma: el miedo/la incertidumbre el pensamiento inevitable de: ”y si no me otorgan el visado?” pero eso, no es lo peor. Lo peor, es que los tiempos de espera de respuesta rondan (aproximadamente) entre los 15 días y los 3 meses. Pero aún hay más, si aún reuniendo todos los requisitos, por algún motivo, quien evalúa tu expediente cree que te quedarás a vivir allá y no tienes un motivo que le convenza por el cuál tu volverías a tu país de origen puede que te denieguen la posibilidad de vivir tu experiencia, de conocer, estudiar y vivir un corto tiempo en otro país. Es justo? a mi criterio no, pero claro, yo nunca seré objetiva. Para mí, los países deberían estrechar sus lazos para tener toda la información disponible rápida y eficientemente para conocer todos los datos de sus habitantes relativos a lo que la ley migratoria estipula, pero ese vacío legal que genera la famosa pregunta: ”porque debo creer que usted volverá?” es terrible!! porque ….yo me pregunto y porque no creer?! Tan difícil es entender que los seres humanos queramos conocer mundo sin por eso dejar de querer volver al sitio de donde partimos?

Muchos viajeros compartirán conmigo la anécdota de que cuando explicas a alguien que quieres marcharte durante unos meses a otro país lo primero que piensa la gente es que algo malo te ha sucedido: estas bien? y el trabajo? y tu pareja? y miles de suposiciones insólitas. Pues que la gente que no tiene afición por viajar piense de esta manera puedo comprenderlo, pero que en migraciones de países del primer mundo, las preguntas tengan este trasfondo es difícil de aceptar para mí.

Algunos al leer este post creerán que me han denegado el visado, NO ES ASÍ, pero el interrogatorio que hacen a uno para llegar a conseguirlo, aún cumpliendo todos los requisitos, hacen que reflexiones sobre el trasfondo del ser humano. Y es que cuando la intención falla, es normal que el resultado sean leyes que fallan. Y no puedo evitar pensar en la gente que debe dejar su país por necesidad y pienso si yo que marcho, con intención de conocer, estudiar, viajar y regresar paso un trago amargo, ¿cómo se sentirá alguien que esta en una situación límite? casi que se entiende el porque la gente viaja ilegalmente (no lo justifico, pero en algún punto lo entiendo).

En fin, que deseo que la situación actual en el mundo cambie, que la gente tenga las puertas abiertas en todos los países, esta bien que se les exija inclusión: estudiar el idioma, trabajar…(o los requisitos que sean necesarios) pero que en el siglo XXI se prohíba la entrada a las personas a ciertos países, incluso habiendo estudiado relaciones internacionales no puedo entenderlo, lo veo retrógrado y pienso que sólo conduce a soluciones alternativas que no son beneficiosas para nadie.

 

mafalda2

 

 

Categorías: Viajar solo.. | Deja un comentario

Pero….y después? que viene después de la decisión?

En muchísimos blogs y libros he leído los motivos, la experiencia, los sentimientos y las sensaciones de dejarlo todo y marchar. Cada persona lo expresa diferente, lo vive a su manera y por supuesto, todas son válidas, lo cierto, es que seamos del sitio que seamos, al final todos acabamos sintiendo ciertas motivaciones comunes como por ejemplo: ‘el trabajo no me hacia feliz’, ‘no quería vivir donde estaba viviendo’, ‘sentía que no estaba aprovechando la vida’, ‘tenia el sueño de dejarlo todo un tiempo y marchar’, ‘para volver siempre hay tiempo’, etc. Es un tema infinito y apasionante, pero no menos apasionante que hablar y explicar que viene después. ¿Después de qué?, después de decidir ‘ok, me marcho’.

Cualquiera que piense que lo más difícil es tomar la decisión esta en un ERROR! al menos, eso pienso yo. Para mí la parte mas difícil y que, de alguna manera desearía que pasará rápido, que digo rápido…volando! es el periodo que transcurre entre que decidimos marchar y el día de ponerte la mochila e ir al aeropuerto. Ese período ventana, para mi es difícil, supongo que para todos pero más aún si como yo eres una persona ansiosa. Yo soy de aquellas que cuando tomo una decisión quiero que sea ya! y aunque la vida me ha hecho ser más paciente de que lo que pensé que podía llegar a ser, aún es la tarea que más me cuesta realizar: ESPERAR.

Después de ese día en que decides marchar, comienza una etapa de bonitos sentimientos intercalados con pesados trámites. Los bonitos sentimientos son la incertidumbre de no saber que pasará, de conocer gente nueva, caras nuevas, historias de vida nuevas, conocerte a ti mismo desenvolviéndote en otro idioma, sin ayuda de nadie, superándote día a día. La emoción, las ganas de que llegue el día y un sin parar de pensamientos que sólo se relacionan con el viaje, se ven interrumpidos por los innumerables requisitos de visados, de trámites pequeños (pero miles de ellos) como el carnet de conducir internacional, dejar el piso, tu linea de teléfono, quitar las domiciliaciones bancarias, pensar en abrir una cuenta en el país donde vayas a estar para hacerte una transferencia y no viajar con todo el dinero, practicar más que nunca ingles, todo el día, para no estar oxidado! Volver hacer la mudanza es un rollo! Pero no nos engañemos, nada es lo suficientemente negativo, ni pesado como para compensar la balanza que te hizo decidir marchar. Aún haciendo estas tareas te sientes feliz! más libre que nunca!

Si finalmente, en medio de este período te encuentras con un pensamiento como: ‘si, es un rollo todo esto, pero es un paso más para cumplir mi objetivo de marchar‘,  entonces amig@ viajer@ esta decisión es un ACIERTO!!!!!

La magia de los viajes comienza con una decisión y la clave esta en disfrutar el antes, el durante y el después de cada viaje.

y se fue otras vez www.yundiamefui.wordpress.com

Categorías: Viajar solo.. | Deja un comentario

Nueva etapa…nuevo viaje, esta vez no sola.

Hoy me he sentado a escribir con la motivación que hacia tiempo no encontraba…y es que una vez más puedo confirmar que no tengo mayor satisfacción en mi vida que poder emprender viaje a un sitio desconocido.

Cada persona es diferente, y cada uno uno tiene prioridades diferentes y las mías, hasta hoy, no son tener una casa, ni un coche nuevo, ni hijos, ni un jardín bien cuidado y no porque no considere todo ello importante o bonito sino simplemente porque para ello aún no me ha llegado la hora y porque hay una parte de mi que todo eso no puede llenar.Siento que la vida no me alcanzará para descubrir todo el mundo y todas las diferentes culturas que existen, pero necesito intentarlo, hacer lo imposible por conocer todo lo más que pueda. ¿Por qué? Simplemente porque cada nuevo olor que siento, cada nueva comida que pruebo, cada persona nueva que conozco y cada historia de vida nueva que escucho me llenan el alma, me llenan de vida como ninguna otra cosa puede hacerlo. Me gusta saber cuán distintos somos y cuán iguales al mismo tiempo en lugares tan lejanos unos de otros.

La famosa “zona de confort” es para mi una cárcel que me asfixia…me encierra en lo conocido, lo evidente, lo seguro y me impide crecer…y avanzar hacia mi objetivo: conocer lugares nuevos.

Hace meses que me sentía como perdida y es extraño porque siempre comienza igual, sea cual sea el puntapié inicial o el motivo aparente, la sensación es la misma, sin embargo tardo tiempo, meses en identificarla y saber que es esto. Esta última vez, comenzó con algo que yo traducía como que un empleo, que como todos es un canje, un trueque de trabajo por dinero no estaba haciéndome feliz, comencé buscando uno que además dejará algo en la sociedad y aún lo busco, pero hay algo más. Aquí y como las otras veces solo estaba la punta del ovillo. Y sí, a veces me niego a creer que otra vez, cuando todo parece estar estable, vuelva a picar el gusanillo de viajar…aquel virus que vive en algunas personas y que por momentos, quizás años, parece asintomático y que por otros, parece dominar todo cuanto gira a tu alrededor.

Lo cierto es que como dice Paulo Coelho en su libro El Alquimista “…Cuando deseas algo, el universo entero conspira para que realices tu deseo…” y de repente casi sin darte cuenta la solución a tus problemas, no es solo una solución, es además aquello que sientes que te hace feliz!! Y ahí esta la idea de un nuevo viaje gestándose…nervios, incertidumbre, la mas bonita de las sensaciones, aparece como una inyección de adrenalina pura que persistirá lo que duré el viaje y que cada vez se hace mas adictiva y necesaria para vivir feliz.

Este al igual que todos los viajes es diferente, pero aún más especial, pisaré un nuevo continente, pero por sobre todas las cosas, es diferente porque voy acompañada de una persona importante para mí, pero además, es una persona que vivirá por primera vez la experiencia de dejarlo todo y marchar. Esta experiencia es única, sólo puede entenderla quien la haya vivido y la primera vez, como el primer amor, o la primera graduación universitaria son inolvidables y me contagiaré de su experiencia para recordar mi primera vez y para hacer aún mas agradable la de él. Es así que de aquí a un par de meses nuevamente podré decir: Y UN DÍA ME FUI.

 

deseo

Categorías: Viajar solo.. | 7 comentarios

¿Puede ser viajar una enfermedad?

Entendiendo la enfermedad como una idea opuesta al concepto de salud, es decir, aquello que origina una alteración o rompe la armonía en un individuo, entonces, el hecho de viajar no es una enfermedad. Pero, ¿qué sucede cuando una necesidad imperiosa de viajar que no puede ser satisfecha ocasiona una perturbación en la persona llevándola a cuestionarse toda su vida? ¿Podría, entonces, considerarse una enfermedad?

¿Cuáles serían los síntomas?

  • Marchar de viaje y nunca tener deseos de volver a casa.
  • Volver y estar pensando en tu próximo destino.
  • Tener estrés post-regreso.
  • No concebir la idea de vacaciones en casa.
  • Tener la necesidad de conocer otras culturas y países todo el tiempo.
  • Contar con frecuencia los países conocidos y los que quedan por conocer.
  • Tener como único objetivo por el cual trabajar la obtención de recursos para viajar.

Como toda enfermedad, no es para preocuparse mientras somos portadores de ella sin padecer sus síntomas, o bien, cuando los tenemos controlados. Pero, ¿qué sucede cuando la necesidad de viajar te impide seguir con tu vida cotidiana? Qué hacer cuando sientes que todo lo que te mantiene en un solo sitio molesta a tu único objetivo de ‘conocer mundo’, pero que, sin estas cosas, como por ejemplo: el trabajo, no tendrías dinero para viajar.

Cuando no pasa un solo minuto del día en que no estés pensando en cómo poder financiar desde cualquier sitio tu subsistencia y traslados, o que tarea puedes realizar que a alguien le interese financiar para de esta manera vivir viajando y pareces no encontrar la salida y comienzas a sentirte atrapado y desesperado.

Entonces, tu equilibrio se rompe y aquello que parecía una afición o un pasatiempo se ha convertido en una necesidad vital. He aquí, el momento en que dejas de ser portador ‘sano’;  y como de esta enfermedad no hay cura aún, puedes intentar convivir con ella o trabajar para satisfacer los deseos y aliviar los síntomas.

¿Cuál es la causa? Será la rutina que mata y el intentar salir de ella a algunos los lleva al extremo contrario. O tal vez, es  la gratificante sensación que causa la adrenalina de lo desconocido, y al igual que una droga, cada vez hace falta una dosis mayor. O el haber probado lo que se siente al perderse entre los paisajes que oportunamente aparecen ante ti como un regalo del mas allá para dejarte sin aliento. O a lo mejor, simplemente algunas personas nacen con ese gen que tarde o temprano acaba despertándose.

Sea cual sea el motivo, descubrir que todo lo conocido lo aprehendemos con una estructura mental sesgada por el entorno geográfico en el que vivimos y  entender que podemos descubrir los parámetros con los que otras personas conocen el mismo mundo y ver lo distinto que puede llegar ser, es tan apasionante que hace que algunos no puedan prescindir de ello.

Después de todo, ¿por qué intentar evitarlo? ¿Crees que si el deseo es irrefrenable nos arrepentiremos?; seguro que NO. Y si un día los síntomas desaparecen, ¿acaso no estamos a tiempo de elegir un sitio donde quedarnos por siempre?; claro que SI.

Es por eso que si eres portador de este virus que es viajar, no te resistas, déjate llevar. Seguro que tu subconsciente está trabajando para que pronto esa sed de conocimiento sea satisfecha…no te agobies todo llegará, no me ha sucedido aún, pero creo que así debe de gestarse el primer largo viaje.

DSC_0134 (2)

Categorías: Viajar solo.. | Deja un comentario

¿Seria capaz de dejarlo todo y marchar?

A menudo suelo mirar hacia atrás, pensar en lo que he hecho, y los cambios que he realizado en mi vida. Lo curioso, es que por más que lo haga una y otra vez, nunca dejo de sorprenderme, siempre encuentro un punto, un detalle, algo que hasta ahora no había analizado, y parece como si todo hubiese pasado en el momento justo, en el lugar indicado…Como si todo aquello que en su día parecía inoportuno, hubiese tenido su razón de ser. Haz este ejercicio con tu vida, te sorprenderás con los resultados!

Hay quien cree en el destino, en el karma, en la suerte. Yo creo que cuando tenemos un deseo muy fuerte, todo nuestro ser, las moléculas que nos componen y también nuestro intelecto, inconscientemente están guiados y se mueven para concretar este deseo.

Pero si es así, ¿por qué no estamos todos haciendo lo que deseamos?

La vida me demuestra a través de los años que si no es así, es porque no acompañamos ni nuestro deseo, ni nuestro subconsciente. No aceptamos lo que nos gusta, no le damos cabida. Pero, ¿por qué? Pues, porque nos han educado para otra cosa, porque nos acomodamos, porque tenemos miedos, inseguridades, porque a veces lo que nos gusta no es lo socialmente correcto o esperado o porque damos demasiada importancia a lo económico o al estatus social que debemos alcanzar…y así podría continuar enumerando motivos durante horas.

Lo cierto, es que aquellos que viven en concordancia con sus deseos, aquellos que son felices, y que tanto admiramos, no tienen ni más suerte, ni mas de nada que los demás. Simplemente, han sabido escucharse a sí mismos, y saben esperar y confían en que tarde o temprano estarán en el momento justo, en el lugar indicado…siempre los puntos se unen. Quien cree en ello, avanza y llega a donde se propone.

No hace mucho que pienso en esto de esta manera, hasta ahora creo que instintivamente actuaba en relación a ello pero sin tener asimilada la idea, y aun ahora, hay momentos en que uno está cansado, la rutina y los obstáculos de la vida diaria hacen que dudemos, pero si logramos concentrarnos en ello..todo continua el cauce correcto.

¿Quién no pensó alguna vez en la vida en dejar todo y marcharse lejos? Pero ¿por qué no todos lo hacen?; y ¿ por qué algunos lo hacen y lo pasan mal? ¿y otros marchan y encuentran su sitio en el mundo?.

La clave y respuesta a estas preguntas esta en: ¿realmente lo desean? escúchate a ti mismo, solo tú lo sabes.

Si no es lo que deseas, si las circunstancias te empujan, seguramente será un proceso muy doloroso al que puede que te adaptes o; puede que estés el resto de tu vida añorando e idealizando el momento de volver.

Pero si es tu deseo, no dudes y comienza a actuar como si fuera a ocurrir pronto, visualízate en el sitio, en como serán tus días, que harás, que comerás, piensa en todo, cuando más detalle, más alimentas tu deseo y mas  movilizas tu ‘ser’ hacia ello y te aseguro que lo conseguirás.

Marchar suele entenderse como DEJAR y no es así, es CAMBIAR. Y la vida no es eso? Un continuo flujo de cosas, situaciones, relaciones… todo va y viene, como una constante oportunidad de mutar y mejorar las situaciones.

Marchar no debe ser la solución a un problema, debe ser una elección, algo que elegimos porque queremos, un cambio temporal o definitivo, pero un cambio al fin.

Y lo mejor es que es un cambio que puede revertirse, porque ‘casa’ siempre estará allí, la familia y los amigos siempre te esperaran con los brazos abiertos y volver nunca será un fracaso porque la experiencia vivida siempre deja saldo positivo.

7e2d58b8798e1116209d87e408edb7a4

Categorías: Viajar solo.. | Etiquetas: , , | Deja un comentario

Viajar solo parte II

Sí, después de la publicación anterior te has decidido, y piensas: “si!;  quiero viajar sol@. Pero.. ¿dónde me voy? ¿cómo lo hago?”

Depende mucho de la edad y de los propósitos del viaje: descansar, reflexionar, divertirse, relajarse, olvidar, conocer gente… Para cada propósito puede haber un tipo de viaje y un destino.

Pero en todo caso me atrevo a hacer sugerencias:

Opción 1: Descansar y divertirse. Hay sitios que permiten descansar, relajarse y al mismo tiempo estar cerca de ambientes muy concurridos por si quieres caer en la tentación y divertirte un poco. En este caso, te dejo dos opciones: Menorca, si eres amante de las buenas playas, agua cristalina y arena fina. Otra opción mas económica que las Islas Baleares, que en verano tienen precios muy altos, es Cantabria, tiene pueblos de encanto, playas, mucho verde, y si deseas, puedes evitar el avión. Por otro lado, si no eres de playa y lo que te gusta es la montaña, Asturias es un buen destino, la gente es muy simpática y encontraras paisajes increíbles y posadas donde comerás muy bien.

Opción 2: Exotismo y aventura. África está llena de sorpresas, de lugares apasionantes que te harán renovarte. Un buen sitio, para un primer viaje solo, de fácil recorrido por no ser muy extenso territorialmente, es la ciudad de Marrakech. Si este, acaba siendo tu destino elegido, puedes leer la publicación: ‘La puerta del sur’, que te dará un pequeño pantallazo de que encontraras. Un consejo: alójate en un Riad.

Opción 3: Clásicos. Siempre puedes optar por un destino de ‘costo medio’, para reducir la incertidumbre y afrontar el primer viaje sol@, ya tendrás tiempo de más: más viajes, más económico, o tal vez más caro…lo importante es romper la barrera y el mito de que SOLO = SOLEDAD Y PELIGRO. Un buen destino: Dublín en Irlanda y si te decides, no viajes sin leer:‘Dublín un pequeño, gran destino’.

Animate! viajar es la mejor universidad del mundo.

Categorías: Viajar solo.. | Etiquetas: , , , , | Deja un comentario

La deuda pendiente de muchos

Los que me conocéis sabéis que me pasaría la vida yendo de un lugar a otro. No hay viaje del que no haya disfrutado.

Viajar, sin duda, te da nuevas perspectivas. Para mí, descubrir lugares desconocidos es una de las mayores experiencias de la vida.

Los adultos tenemos miedo a lo desconocido. Cuando somos pequeños cada descubrimiento es un nuevo aprendizaje. Pero vamos creciendo y, poco a poco, va desapareciendo ese espíritu aventurero. Algunos, mantienen como el primer día la inquietud por lo nuevo. Otros, como yo, intentamos que no se extinga recordándonos a nosotros mismos que hay un mundo por descubrir más allá de nuestra rutina diaria. Y luego están los que tienen ese espíritu de aventura olvidado bajo llave. Tanto unos como otros, somos aun más reticentes cuando de viajar solos se trata. La incertidumbre es la misma solo o acompañado, sin embargo, cuatro letras, causan un efecto devastador sobre el potencial viajero.

Por contradictorio que parezca, nunca estarás solo. Esta situación solitaria te hace más accesible a los demás. A veces incluso tendrás necesidad de buscar la soledad y la tranquilidad para relajarte y para hacer lo que te gusta. En cualquier actividad, trasporte u hostal encontrarás personas viajeras en tu misma situación, haciendo una pequeña conversación, unas cervezas, una cena o un mismo trayecto en tren o autobús. Además, quienes no están en tu misma situación, tienen una especial curiosidad por saber sobre ti y por los motivos que te llevaron a lanzarte a la aventura.

Harás buenos amigos probablemente para toda la vida. Lo tengo comprobado. La apertura que te da a ti y a los demás la soledad respecto del entorno que te rodea es inexplicable, eso sumado a las experiencias compartidas, hacen que los lazos que se establezcan entre las personas sean muy firmes y que ni el tiempo, ni la distancia que más tarde pueda separarles los desgaste.

Absorberás mejor las experiencias y conocimientos nuevos. Estar solo, nos obliga a tener los sentido alerta y bien despiertos en todo momento. Seguramente todos hemos hecho un viaje algún sitio con una amiga/o y si volvieras no recordarías donde estaba o como llegar a ningún monumento histórico, ni siquiera aquellas visitas obligadas. Pero sin embargo, si has ido solo, todo esta allí, en el subconsciente, listo para volver a usarse cuando sea necesario, o simplemente cuando te sientes a recordar el viaje.

Iras  tu aire. Muchas personas suelen decir que les gusta dejarse llevar y que llevar las riendas de un viaje les estresa. Es porque nunca lo han probado, son reticentes a los cambios de última hora y normalmente la incertidumbre les incomoda. ¿pero hay mayor incertidumbre que no saber que harás porque dependes del humor, las ganas, y el sentido de la orientación de un tercero?. Como dice un gran amigo mío: para pasar de algo, debes de haberlo alcanzado. Si no, no es que “pasas” es que quizás no lo has intentado.

Aprenderás a conocerte a ti mismo. Soy de las que cree que es más difícil conocerse a uno mismo que a los demás. Creo que confundimos lo que somos, con lo que nos gustaría ser y estar solo, aclara todas las ideas. De hecho, puede que muchas cosas que durante toda tu vida creíste que te gustaban, que querías alcanzar y que eran tus planes personales no eran  así. Resulta que estando a solas contigo mismo, entiendes que eso es lo que el entorno te ha hecho creer que deseabas y que te gusta, pero que en ti hay otras cosas, ni mejores, ni peores, DIFERENTES. Pero son esas las que debes perseguir. Consejo date una oportunidad de conocerte.

Evolucionas. Tu mente se abre, pierdes prejuicios, abandonas banderas, aprendes el sentido de la palabra respeto de una manera que solo viajar puede enseñarte y que incluso no podrás trasmitir de igual manera cada persona debe de vivirlo. Respetaras la naturaleza, las religiones, las culturas, los animales, las leyes aun cuando no estés de acuerdo y lo que es mejor aun a ti mismo y a tus convicciones.

Mi consejo:  nunca dejéis de cumplir un sueño porque no tienes compañer@ de viaje.

 

Categorías: Viajar solo.. | Etiquetas: | Deja un comentario

Blog de WordPress.com.